Comparte si te gustaShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las tortitas por sí mismas están bastante buenas pero nada comparado con un buen complemento que puede ser de muchos tipos creando de esa manera infinidad de recetas diferentes tanto de tortitas dulces como de tortitas saladas. O incluso una mezcla de ambos tipos combinando diferentes complementos. Una vez que ya has seguido nuestra receta de tortitas americanas te invitamos a descubrir qué complementos puedes añadir.

Tortitas con nata

Complementos de tortitasLas tortitas con nata son las más famosas y las más extendidas en España. La nata la puedes hacer tú mismo, en una receta muy fácil, o mucho más cómodo todavía, comprarla en spray, algo que venden en cualquier supermercado. Si te decides a hacer nata montada sólo necesitarás dos ingredientes, nata líquida fría (con al menos un 30% de grasa) y azúcar. La proporción de dos cucharadas rasas de azúcar por cada 250 ml de nata y lo único que debes hacer es batir la nata y cuando adquiera una consistencia un poco espesa ir añadiendo el azúcar poco a poco y seguir batiendo.

Un truco para obtener una nata perfecta es enfriar todos los utensilios que se vayan a utilizar unas horas antes. Con el frío, la nata se monta mejor.

Tortitas con sirope o jarabe

Otra forma muy extendida es añadir sirope (también llamado jarabe) a las tortitas. En España, los siropes más utilizados son el caramelo, chocolate o fresa, pero puede ser de casi cualquier ingrediente. En Estados Unidos, el sirope estrella es el de arce. En España es difícil encontrar ese sirope pero hay tiendas americanas en algunos lugares donde lo venden. Te recomendamos que pruebas las tortitas con sirope de arce, tienen un sabor que te cautivará.

Para hacer sirope sólo necesitarás agua, azúcar y el ingrediente principal que prefieras.

Por supuesto, la nata y el sirope son totalmente compatibles y puedes usar ambos complementos para hacer tortitas geniales.

Tortitas con frutas

Para hacer tortitas con frutas casi nos vale cualquiera de ellas, desde las fresas hasta el plátano. Simplemente tienes que hacer las tortitas con alguna de nuestras recetas y añadirle la fruta deseada cortada. Con plátano están buenísimas pero con fresas también las recomendamos. Tienen un sabor parecido a si las tomaras con sirope pero mucho más naturales y quizás más digestivas.

Aquí tenemos muchas variantes. Podemos mezclar las frutas con la mezcla de las tortitas y hacerlo todo junto, añadir la fruta cuando la tortita esté haciéndose en la sartén, o simplemente echar la fruta encima cuando ya estén hechas.

Tortitas saladas

Aquí nuevamente las posibilidades son infinitas. A nosotros nos gustan mucho las tortitas con fiambre, sea mortadela, jamón de york, cabeza de jabalí o incluso chorizo.

También puedes añadir bacon, jamón serrano, pollo, huevos fritos o cualquier otro ingrediente salado, incluso queso, que se te ocurra. Nuevamente hay varias opciones, añadir los elementos a la masa y hacerlas.